Header

 

Administración de Trump reconoce que su orden sobre inmigración es "ilegal"

  • |
  • Mié, 20/06/2018 - 21:02
Trump
  • EFE

Trump firmó hoy una orden ejecutiva que permitirá permanecer junto a sus padres en centros de detención a los niños que cruzan irregularmente la frontera con México, de forma que dejarán de ser separados de sus padres mientras ellos son enjuiciados por la vía criminal.

El exdirector de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) John Sandweg recomendó hoy la liberación bajo supervisión electrónica de los padres que fueron separados de sus hijos por la Administración Trump para agilizar la reunificación con los menores.

"Tienen que reunir a estos niños con sus padres lo más rápido posible, antes de que el daño sea mayor, e incluso que la separación sea permanente", advirtió Sandweg en entrevista a Efe después de que el presidente Donald Trump adelantara que firmaría una medida para suspender la separación de familias.

Posteriormente, el republicano firmó una orden ejecutiva que permitirá que los niños que cruzan la frontera junto a sus padres se queden con ellos en centros de detención de inmigrantes durante un plazo de tiempo dilatado, según explicó a Efe una fuente de la Casa Blanca.

Esta decisión pretende acabar con las críticas a nivel nacional e internacional que ha recibido el Gobierno por separar a los menores que ingresaron junto a su familia por la frontera sur desde que hace seis semanas anunció el inicio de su política de "tolerancia cero" con los indocumentados.

El exdirector de la agencia de control migratorio explicó que los diferentes procesos legales a los que se enfrentan los al menos 2.342 niños inmigrantes que han sido apartados de sus padres entre el 5 de mayo y el 9 de junio, según cifras oficiales, les podría mantener separados por meses e incluso años.

Muchos de estos cabezas de familia podrían ser deportados y sus hijos permanecer en Estados Unidos mientras se define su situación migratoria, explicó.

Como ejemplo de las trabas burocráticas a las que se enfrenta el actual Gobierno, el abogado explicó que los niños separados de sus padres actualmente están bajo la supervisión de la Oficina de Reubicación de Refugiados (ORR), una agencia del Departamento de Salud y Servicios Humanos.

"Esto es un caos, la separación permanente (entre padres e hijos) puede pasar", aseguró Sandweg, que se desempeñó como director interino de ICE bajo la Administración Obama de 2013-2014.

La actual situación es tan preocupante que incluso los niños que permanezcan en el sistema de crianza durante largos períodos de tiempo corren el riesgo pasar a custodia del estado y finalmente ser adoptados, indicó.

"Esta es la razón por la que la unidad familiar fue fundamental para la Administración Obama, siempre nos preocupamos porque los niños migrantes no se quedaran atrás", dijo.

Sandweg, que conoce los centros de detención en donde la Casa Blanca quiere mantenerles recluidos durante un largo periodo de tiempo, advierte que estos lugares no son lugar para los niños y que el mejor camino para el actual Gobierno es dejar en libertad a estas familias bajo libertad supervisada o con brazaletes electrónicos.

"Al final del día no necesitamos tener detenidos a estas personas con sus hijos, el 99,6 % de los inmigrantes puestos en libertad supervisada se presentan en corte", insistió.

El presidente defendió hoy su política de "cero tolerancia" y su objetivo de tener una "frontera poderosa", pero para el exdirector de ICE la insistencia del Gobierno de mantener a las familias, después de ser reunificadas, en los centros de detención o incluso en campamentos en bases militares acarreará nuevos problemas.

"El trabajo de la Patrulla Fronteriza y del ICE terminará viéndose afectado por estas decisiones", advirtió.

La administración de Trump también podría enfrentar problemas legales al mantener detenidas a estas familias por tiempo prolongado, pues desafiaría el acuerdo judicial conocido como "Flores" que establece que los menores detenidos en la frontera solo pueden ser privados de libertad durante un máximo de 20 días.

Aunque el Gobierno se escudó al asegurar que cumplía las normas establecidas al separar a las familias, Sandweg reiteró que no existe ninguna ley que obligue a esta práctica.

"Esperemos que esto se haya terminado, porque realmente no ha ayudado a la seguridad de la frontera y sí ha hecho un gran daño a la imagen del país y a miles de niños. Tienen que actuar lo más pronto posible", concluyó Sandweg. 

El Departamento de Justicia reconoció hoy que es "ilegal" la orden ejecutiva firmada hoy por el presidente, Donald Trump, para acabar con la separación de niños inmigrantes de sus padres en la frontera sur del país.

"Sí, es ilegal, es claramente ilegal", dijo un consejero de la Fiscalía General, Gene Hamilton, en una conferencia telefónica con la prensa.

No obstante, Hamilton señaló que las autoridades están haciendo "el papeleo ante una corte federal de California para garantizar que se encuentra una solución" a este respecto.

El asesor explicó que estas medidas están destinadas a ganar tiempo hasta que el Congreso adopte una resolución: "El Congreso tiene que actuar, puede arreglar esta situación mañana", avisó.

"El presidente ha tomado una decisión audaz, pero solo el Congreso puede abordar este problema, le pedimos que actúe rápidamente", subrayó.

Hamilton se refería a las dos iniciativas sobre inmigración que está previsto que sean votadas mañana en la Cámara Baja.

Sin embargo, esa orden ejecutiva de Trump puede violar el acuerdo Flores de 1997, al que llegó el Gobierno del entonces presidente, Bill Clinton, con dos organizaciones humanitarias y que establece que los menores no acompañados detenidos en la frontera solo pueden ser privados de libertad durante 20 días.

Dicho acuerdo fue respetado por las sucesivas Administraciones hasta que en 2014 Obama violó el pacto cuando se produjo la entrada masiva de menores procedentes de Centroamérica y dos años más tarde un juez federal de California falló contra esa política y estableció que el límite de 20 días de arresto para los niños y sus acompañantes adultos.

Después, una corte de apelaciones decidió aplicarlo solo a los niños. 

 

Fuente: EFEUSA

Recommended for You