Header

 

Cifras migratorias alertan a Trump con una nueva caravana en el horizonte

Migratory numbers alert Trump about a new caravan on the horizon
  • EFE

Al menos 15 menores de edad viajan en una nueva caravana de migrantes salvadoreños que partió este miércoles rumbo a los Estados Unidos, informó la directora del Consejo Nacional de la Niñez y de la Adolescencia (Conna), Zaira Navas.

Navas dijo a periodistas que, según información preliminar que recibió, aproximadamente 15 menores, cuyas edades no fueron especificadas, integran la caravana de al menos 100 personas.

La directora del Conna indicó que personal de las juntas de protección de dicha entidad "ya se encuentran en las fronteras para entrevistar a las familias que viajan con niños y advertirles de los riesgos a los que se enfrentan".

Por su parte, la titular de la Dirección General de Migración y Extranjería (DGME), Evelyn Marroquín, señaló que aún no tienen un número exacto de las personas que viajan en esta nueva caravana.

"En un primer momento se hablaba de entre 60 a 100 personas, pero aún no tenemos un dato exacto (...) estamos a la espera que estas personas lleguen a la frontera para brindar más información", dijo Marroquín a la prensa.

Los salvadoreños buscan alcanzar a los más de 700 migrantes hondureños que salieron el pasado lunes de su país y el martes cruzaron la frontera con Guatemala con la intención de llegar a EE.UU., a pesar de las fuertes medidas de seguridad implementadas en la frontera estadounidense por orden de su presidente, Donald Trump.

La caravana, primera que sale en 2019 en un día en que se conmemora el 27 aniversario de los Acuerdos de Paz que puso fin a doce años de guerra civil (1980-1992), se dirige al oeste de El Salvador para continuar su viaje por Guatemala.

Más de 3.000 salvadoreños, entre ellos menores y mujeres, comenzaron desde finales de octubre del año pasado un viaje en caravanas con rumbo a Estados Unidos, similar a las realizadas por miles de migrantes hondureños, con el fin de huir de la violencia, la pobreza y el desempleo.

Recientemente el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, viajó a la frontera entre amenazas de declarar emergencia nacional y el Shutdown, que no se ha levantado y se acerca a su primer mes en el que muchos empleados gubernamentales siguen sin cobrar su salario.

Con la idea de construir el muro fronterizo, sigue sin aprobar el presupuesto administrativo y afirmando que se trata de un tema de seguridad nacional que se refuerza en la reciente información revelada por "Center for Migration Studies" (CMS), que también este miércoles presentó un informe en el que asegura que la mayoría de migrantes indocumentados en Estados Unidos, ingresaron de manera ilegal.


El estudio sostiene que el 62 % de las personas que residen en EE.UU. de manera irregular cruzaron la frontera de manera legal, tras conseguir visados, y posteriormente no lo abandonaron. El otro 38 % de los indocumentados entraron en el país ilegalmente y al mismo tiempo, el estudio precisa que el número de personas que cruzaron irregularmente las fronteras se ha reducido por séptimo año consecutivo.

"La llegada por vía aérea y la caducidad de las visas temporales han sido la principal forma de ingreso de la población indocumentada en los siete años cubiertos por este informe", asegura este centro para estudios sobre migración, con sede en Nueva York.

El CMS denuncia que mientras el presidente de EE.UU., Donald Trump, "ha centrado la atención de la nación en el muro fronterizo" con México, el número de indocumentados de nacionales mexicanos en Estados Unidos se redujo entre 2016 y 2017 en 400.000 personas.

Asimismo, insistió en que en 2017, por primera vez, los mexicanos representaron menos de la mitad del total de indocumentados, cuyo número supera los diez millones y medio. Los datos del CMS apuntan a que el número actual de mexicanos en situación irregular en EE. UU. es de 5.290.000 frente a los 6.600.000 que había en 2010.

Desde 2010, el número total de migrantes indocumentados disminuyó en 1,3 millones, de los 11.725.000 a los 10.665.000 que se calcula residían en el país en 2017. El estudio desvelado por el centro también destaca en contrapartida el aumento de indocumentados venezolanos, de 60.000 en 2013 a 145.000 en 2017.

Por países, la mayor comunidad de migrantes sin papeles por detrás de la mexicana es la salvadoreña (670.000), seguida de la india (630.000), la guatemalteca (545.000), la hondureña (380.00) y la china (305.000).

El CMS apunta que en el país hay 190.000 indocumentados de República Dominicana, 175.00 de Filipinas, 165.000 de Corea, 155.000 de Colombia, 145.000 de Venezuela y de Brasil, 125.000 de Ecuador y Haití y 100.000 de Jamaica.

El Centro subraya que dadas las conclusiones del estudio y la evolución de la inmigración por países de origen, como el aumento de venezolanos e indios, "Estados Unidos necesita una respuesta más matizada y basada en evidencias sobre la migración de indocumentados".

También apunta que la reducción de la población migrante de países como Nicaragua, Ecuador, Perú, Polonia y Corea "demuestra que los migrantes indocumentados regresarán a sus países de origen, incluso, en condiciones difíciles".

Finalmente recomienda que un "serio compromiso para mejorar las condiciones en los estados del triángulo septentrional de América Central (Guatemala, Honduras y El Salvador), de Venezuela y de otros países puede reducir significativamente la población indocumentada en EE.UU."

Fuente-EFE

Recommended for You