Header

 

El negociador principal de Colombia con los rebeldes de las FARC permance por casi 5 años en Cuba

  • |
  • Jue, 21/02/2019 - 07:51
Colombia's chief negotiator with FARC rebels opens up about 5 years in Cuba
  • EFE

Humberto de la Calle reveló en un nuevo libro detalles sobre los cinco años que pasó en Cuba negociando con el revolucionario Grupo guerrillero de las Fuerzas Armadas de Colombia (FARC) en nombre del gobierno colombiano, un proceso que allanó el camino hacia un acuerdo de paz.

El ex vicepresidente colombiano (1994–1996), quien fue el principal negociador en las conversaciones de paz con las FARC, habló con EFE con motivo de la publicación de "Revelaciones al final de una guerra", publicado por Penguin Random House, que ve al político veterano profundizando en su experiencia del proceso de paz.

"Estoy completamente tranquilo, lo que hicimos fue correcto para Colombia", dijo De la Calle, quien tomó notas detalladas sobre el curso de las negociaciones entre septiembre de 2012 y agosto de 2016 en La Habana, lo que llevó a un acuerdo en el que se selló en Noviembre del 2016.

"El problema subyacente es que no hubo una buena violencia. Si bien hay colombianos que creen que su violencia fue justificada, se necesita mucho trabajo para pasar la página", dijo De la Calle a EFE.

Mientras se encontraba en La Habana, De la Calle conoció cómo funcionaba la mente del negociador principal de las FARC, Iván Márquez.

El paradero de Márquez era actualmente desconocido, ya que el año pasado se cree que regresó a la jungla en el sur de Colombia, lo que despertó los temores de que el acuerdo de paz había sido abandonado.

De la Calle relacionó la aparente desaparición de Márquez con la situación que enfrentó uno de los otros líderes de las FARC, conocido por su seudónimo Jesús Santrich, quien estaba esperando la extradición a los Estados Unidos por presunto tráfico de drogas.

"La situación de Santich creó incertidumbre para algunos miembros de las FARC y teme que puedan ser sujetos a extradición", dijo De la Calle. "La extradición de Santrich podría ser definitiva".

El ex negociador dijo que Márquez tenía razón cuando "se quejó de la falta de cumplimiento del Estado", y agregó que vio fragilidad en la aplicación del acuerdo de paz.

Si bien los resultados de un plebiscito realizado el 2 de octubre de 2016 para ratificar el acuerdo de paz expusieron a una Colombia dividida, De la Calle esperaba que la gente del país latinoamericano reflexionara más sobre el futuro de su país.

Describió la naturaleza dramática de las conversaciones de paz, diciendo que la experiencia fue como una montaña rusa. "Te levantarías pensando 'hoy lo vamos a arreglar' y a las seis de la tarde estaba en crisis".

"Fue un duelo psicológico, además de estar sentado durante ocho horas frente a algunos caballeros acusados de delitos tan graves", dijo.

Para De la Calle, el principal obstáculo para lograr una paz duradera fue el asesinato de defensores y activistas de derechos humanos, que costó la vida de 162 personas en el 2018, según la Oficina del Defensor del Pueblo.

Comparó la situación actual con la del partido de la Unión Patriótica de izquierda que nació de las negociaciones de paz con las FARC en 1985 y vio el asesinato sistemático de más de 4,000 de sus líderes y miembros, incluidos dos candidatos presidenciales.

"Lo que está sucediendo con los líderes sociales es, digamos, similar a lo que sucedió con la Unión Patriótica, que aquí ha habido asesinatos más selectivos", dijo.

De la Calle dijo que la afinidad ideológica del ahora disuelto grupo rebelde con el gobierno venezolano fue clave en ese momento para estabilizar el proceso de paz. "Sin Venezuela, un acuerdo hubiera sido imposible".

"Venezuela comunicó un mensaje político a través de la boca de Chávez (el fallecido presidente venezolano Hugo Chávez) que de alguna manera creó una sombrilla de protección para las FARC", dijo.

Sobre el tema de Venezuela, el político brindó su apoyo para dar paso a elecciones limpias en el país vecino.

De la Calle se retiró de la política activa después de las elecciones presidenciales del año pasado en las que obtuvo 396,151 votos, un poco más del 2 por ciento del total.

Sobre el acuerdo de paz alcanzado con las FARC después de años de negociaciones, dijo: "No lamento una sola coma del acuerdo. Con el tiempo, los colombianos realmente entenderán la magnitud de lo que sucedió".

El conflicto armado colombiano comenzó en 1964 y provocó más de 173,000 asesinatos y más de 77,000 casos de desplazamientos forzados durante la guerra civil, según las Naciones Unidas.

"La guerra ha sido testigo de violaciones de derechos humanos contra civiles, incluidas ejecuciones extrajudiciales, secuestros, desplazamientos forzosos y robos de tierras llevados a cabo por todas las partes", dijo el Programa de Desarrollo de la ONU en su sitio web.

Source-EFE

Recommended for You