Header

 

España: fiscales cuestionan en juicio a los separatistas catalanes por la violencia, no por ideas.

  • |
  • Jue, 14/02/2019 - 08:02
Spain: prosecutors argue Catalan separatists on trial for violence, not ideas
  • EFE

Por Harold Heckle

El uso de la violencia en el intento de Cataluña de celebrar un referéndum separatista ilegal y si la respuesta del gobierno central al esfuerzo secesionista fue proporcional, formó el núcleo de argumentos legales en un caso judicial donde líderes proindependentistas fueron procesados ​​el miércoles en Madrid por sus papeles en el intento de arrebatar la próspera región noreste del resto de España.

Fue el turno de los fiscales para exponer sus casos en los lujosos alrededores de la Corte Suprema contra los líderes, cuyos abogados argumentaron que el único uso de la violencia había sido cometido por la policía antidisturbios de España que había tratado de bloquear un voto democrático y pacífico y que los líderes realmente estaban siendo juzgados por sus ideas.

El fiscal de la Corte Suprema Fidel Cadena dijo que el propósito del juicio no era castigar una ideología pro-independencia, sino más bien castigar su "plan concertado" para usar la violencia formando "escudos humanos" para proteger a los votantes del referéndum y también conspirar para usar la policía regional catalana de Mossos d'Esquadra "como parte de su rebelión separatista."

La idea, dijo, era que los Mossos también habían recibido instrucciones de actuar como un escudo contra la policía antidisturbios enviada a Cataluña por el gobierno central de Madrid.

Cadena refutó los argumentos presentados el día anterior por los abogados de los acusados ​​de que el juicio consistía en perseguir el derecho a expresar una ideología de libertad e independencia.

Añadió que el uso de la violencia había sido planeado desde el principio por los organizadores del referéndum para forzar a través de un mapa de ruta que inevitablemente condujo a una declaración unilateral de independencia cuyo propósito era "lograr una desconexión del Estado" al final.

El fiscal Javier Zaragoza intervino para agregar que las fuerzas de la ley y el orden no habían actuado violentamente mientras intentaban vigilar un referéndum que había sido declarado ilegal por el poder judicial español.

Dijo que, a diferencia de los informes de los medios, solo dos personas resultaron heridas de gravedad por acción policial y que, en cualquier caso, había un caso legítimo para emplear una fuerza policial proporcionada.

Refutó que el despliegue de la policía antidisturbios era el equivalente a la tortura y era "un error de importantes dimensiones", como había sido argumentado por la defensa el día anterior.

El Tribunal Constitucional de España, el escalón más alto del poder judicial del país, declaró ilegal el referéndum catalán y el gobierno central de Madrid movilizó a la policía antidisturbios para tratar de bloquear el acceso a las cabinas de votación.

Muchos informes de los medios de comunicación describieron y mostraron imágenes de cómo cientos de personas habían resultado heridas mientras la policía intentaba impedir que la gente llegara a las cabinas de votación.

Zaragoza negó que el estado español hubiese estado involucrado en una violación sistemática de los derechos fundamentales, como afirmaban los abogados defensores.

Si bien Zaragoza reconoció que, aunque se habían causado algunas lesiones, dijo que solo dos personas fueron ingresadas en el hospital por más de un día y que una de ellas había resultado herida "después de lanzar una cerca" a la policía.

Más de 600 periodistas de más de 170 diferentes medios internacionales han sido acreditados para cubrir el juicio, un hito legal que debe durar al menos tres meses y que los medios de comunicación de España han calificado como el juicio del siglo porque ha adquirido una gran importancia política.

Mientras tanto, en la próspera región del noreste, el 70.3 por ciento de los catalanes consideran que es injusto que sus líderes independentistas deberían estar en la cárcel o en el exilio, un sondeo de la encuestadora regional Centro de Estudios de opinión de la Generalitat (Centro de Estudios de opinión, CEO) sugirió el miércoles.

La encuesta se basó en 1.200 entrevistas personales realizadas entre el 22 de octubre y el 13 de noviembre de 2018, mientras los acusados ​​aún esperaban el juicio.

Fuente-EFE

Recommended for You