Header

 

Google organiza protesta mundial por acoso sexual

The scandal surrounding Rubin began with Larry Page's resignation request in 2014, based on accusations of forcing oral sex by the former employee on a colleague in the company bathroom. Given this situation, a friendly resignation was exposed to the media and Rubin received 90 million dollars
  • EFE

Desde que The New York Times publicara el caso de acoso sexual en el que estuvo involucrado como autor Andy Rubin, cofundador de Android, las políticas de protección de Google han estado en el ojo del huracán y también por la forma en la que se aplican, por lo que este jueves, empleados del buscador mundial manifestaron a nivel internacional para emitir su malestar con lo que consideran una protección para los acosadores sexuales dentro de la empresa.

El escándalo en torno a Rubin comenzó con la petición de renuncia que le hizo Larry Page en 2014, bajo la consideración de unas acusaciones de sexo oral forzado que habría practicado el ex empleado con una compañera en el baño de la empresa. Ante esta situación, una renuncia amigable fue expuesta ante los medios y Rubin recibió 90 millones de dólares.

Haciendo eco de esta y más situaciones similares, en la mañana de este viernes a las 11:10, cada empleado de acuerdo con la protesta saldría de su puesto de trabajo por unos minutos para elñevar su queja, iniciando en Singapur y Tokio, hasta finalizar en Nueva York, California y otras localidades de Estados Unidos.

Sundar Pichai, consejero delegado de Google, habló ante los medios para indicar que la situación era comprensible ante el descontento de muchos trabajadores con un hecho bastante delicado. Entre las pancartas visibles, se pudo ver alguna imagen haciendo referencia al pago por la renuncia de Rubin.

Entre los manifestantes, tomaron la palabra algunos dejando declaraciones con respecto al hecho que ha dejado sin trabajo a 48 empleados implicados en acoso sexual en los últimos dos años. "Hacemos un buen trabajo respetando al usuario, pero últimamente estamos fallando a la hora de respetarnos los unos a los otros. Y como todos los que estáis aquí, no siento otra cosa más que enfado y un fuerte deseo de hacer las cosas bien", aseguró German Santana, un gestor de socios que lleva siete años y medio trabajando para Google

 

Fuente - EFE

Recommended for You