Header

 

La Casa Blanca impone normas a periodistas en sus ruedas de prensa

The White House rules for reporters at press conferences
  • EFE

El día de ayer la Casa Blanca anunció una serie de normas que deben seguir los periodistas que acuden a sus ruedas de prensa luego del altercado ocurrido el pasado 7 de noviembre con el reportero de CNN Jim Acosta.

Los periodistas solo podrán hacer una pregunta y tendrán derecho a repreguntar sobre el mismo tema solo si reciben autorización del presidente o de otro funcionario de la Casa Blanca que esté encargado de gestionar las preguntas, informó la Presidencia.

En un comunicado, la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, advirtió que si no se cumplen estas normas, entonces los periodistas verán cómo se les suspenden las acreditaciones de prensa.

Además, los reporteros deben entregar "físicamente" el micrófono al asistente de turno de la Casa Blanca para que lo utilice otro reportero, algo que parece hacer referencia específica al caso de Acosta, quien llegó a forcejear con una asistente de la Administración para seguir preguntando.

Estas medidas surgen luego del altercado entre el reportero de CNN, Jim Acosta y el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump durante una rueda de prensa el pasado 7 de noviembre. Sus credenciales fueron retiradas inmediatamente por la Casa Blanca pero, gracias a la decisión de un juez de Washington DC el periodista obtuvo nuevamente sus credenciales como reportero de la Casa Blanca.

"El juez (Timothy Kelly) se pone de lado de la CNN y dice que la Casa Blanca estuvo equivocada al quitar la acreditación a Jim Acosta", informó la cadena de televisión CNN.

Por su parte, CNN finalizó el lunes su demanda contra el presidente Donald Trump luego de que la Casa Blanca devolvió el pase de prensa del reportero Jim Acosta. En la demanda presentada el 14 de noviembre se establece que se había violado la primera enmienda de la Constitución, referente a la libertad de expresión.

Kelly, el juez de distrito, indicó que la Casa Blanca cometió un error al revocar la credencial al periodista y que probablemente el gobierno de presidente Donald Trump había violado el derecho de Acosta al debido proceso, pero se negó a considerar alguna violación a la Primera Enmienda.

La cadena de noticias por cable anunció en Twitter que, “Estamos satisfechos con ese resultado y esperamos con ansias una resolución completa en los próximos días. Nuestro sincero agradecimiento a todos los que han apoyado no solo a CNN, sino una prensa norteamericana libre, fuerte e independiente”. 

Fuente-EFE/Editor

Recommended for You