Header

 

La contienda Alvarado vs. Alvarado se disipa este domingo en Costa Rica

Fabricio Alvarado and Carlos Alvarado
  • Fabricio Alvarado and Carlos Alvarado
  • EFE

La carrera presidencial en Costa Rica comenzó con 13 aspirantes. Unos se quedaron en el camino, otros vieron sus sueños frustrados tras la jornada electoral del pasado 4 de febrero y para un par, continúa adelante hasta el este primero de abril, cuando se llevará a cabo la segunda y definitiva vuelta.

Fabricio Alvarado Muñoz y Carlos Alvarado Quesada, son quienes fueron beneficiados con el voto de los costarricenses a pesar de que ninguno logró sumar el 40 por ciento en la primera vuelta. El primero de ellos obtuvo el 24,91% y el segundo el 21,66% del sufragio total.

Para el balotaje de este próximo domingo están convocados a participar por parte del Tribunal Supremo de Elecciones (TSJ), 3 millones 322 mil 329 electores, cuya decisión se traducirá en un nuevo presidente para el país centroamericano.

Carlos Alvarado, candidato del partido de gobierno Acción Ciudadana (PAC), es un joven periodista y escritor que busca con su slogan “Elijo futuro” dar continuidad a la gestión del actual presidente, Luis Guillermo Solís.

Alvarado se presenta como un rostro nuevo, no cuenta con una gran trayectoria política pero sí en las aulas de clases a nivel nacional e internacional. De ganar los comicios de este domingo se convertiría en uno de los presidentes más jóvenes de la historia de Costa Rica.

Con sus 38 años de edad cuenta con certificaciones en politología y periodismo de la Universidad Nacional de su país y de magister en Estudios del Desarrollo de la Universidad de Sussex, Inglaterra. En el ámbito político ha desempeñado los cargos de ministro de Desarrollo Humano e Inclusión Social y Ministro del Trabajo.

Defendió, impulsó y ejecutó el programa “Puente al Desarrollo”, cuyo objetivo principal era reducir la pobreza  a través de la atención personalizada y directa a las familias. Una iniciativa que surtió efectos, dado que se logró reducir la pobreza en dos puntos porcentuales.

Su plan de gobierno se sustenta en diez puntos, dentro de los cuales la educación, sustentabilidad, seguridad y desarrollo social son los ejes fundamentales. La propuestas llevan los nombres de: un país que cambia desde las aulas, que sale adelante, inclusivo, solidario y diverso, de ciudades sostenibles, vivienda accesible, de transporte moderno, un Estado que resuelve, un país más seguro, de bienestar, moderno e innovador.  

El aspirante está a favor del matrimonio homosexual y ha prometido respetar la opinión consultiva de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), favorable al matrimonio gay y los derechos familiares de la población LGBTI, una posición diametralmente opuesta a la de su contendor.

Carlos Alvarado es oriundo de la capital,  San José y creció en la localidad de Pavas. Está casado con Claudia Dobles, arquitecta de profesión, con quien tiene un hijo, Gabriel, de cuatro años.

El interés por la política le nació desde temprana edad, pasión que ha sabido combinar con su gusto por la música y el teatro. Fue encargado de prensa de la fracción legislativa del PAC, jefe de despacho del diputado Alberto Salom y director de comunicación de Luis Guillermo Solís.

Fabricio Alvarado, por su parte, también candidato a la presidencia, ha enarbolado las banderas de su campaña a favor de los valores, principios y de la familia, según su concepción de vida. Para los especialistas, es una sorpresa que su nombre parezca como una de las dos opciones definitivas a alzarse con la silla presidencial.

No cuenta con una vasta experiencia política pero si cuando se habla de facilidad de diálogo, contacto con la gente y soltura en las apariciones públicas. Mucho de lo cual se debe a su experiencia en los medios locales donde ejerció el periodismo y divulgó sus mensajes de carácter religioso.

Fabricio Alvarado es el candidato del partido Restauración Nacional (PRN) y su plan de gobierno fue presentado en dos partes, la última de ellas, este miércoles santo. En el documento, el aspirante a la presidencia ofrece luchar con mano dura contra la corrupción, reducir los gastos gubernamentales, promover el desarrollo de infraestructuras y una "gran reforma educativa" para fortalecer la capacitación de los maestros y dar "herramientas de emprendimiento" a los estudiantes.

Su propuesta de gobierno, dada a conocer a través de su sitio oficial en Internet, ha levantado todo tipo de críticas y denuncias. Sus detractores le han acusado de plagio, copia y de hacer planteamientos con abiertas restricciones a las libertades individuales.

Con sus mensajes “Con las manos limpias” y “Hagámoslo Juntos”, se catapultó gracias a la decisión tomada por Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que llama a los países de la región a legalizar el matrimonio gay.

Su reacción, como miembro de la Iglesia Mundial de la Adoración, fue de tajante rechazo, hecho que lo hizo ascender rápidamente en las encuestas hasta consolidar uno de los dos cupos a la segunda vuelta.

Alvarado es oriundo de San José, tiene 43 años de edad, está casado con Laura Moscoa y tiene dos hijas. No cuenta con credenciales educativas, puesto que estudió Ciencias de la Comunicación en la Universidad de Costa Rica pero no se graduó.

Al mundo político arribó en el año 2014, periodo en el que propone su nombre como candidato a diputado y lo logra. De los aspirantes al parlamento, Alvarado es el único en conquistar el curul por parte del partido Restauración Nacional. Siendo Diputado crea junto a otros parlamentarios el “Bloque Provida”, grupo de contención a la fertilización in vitro.

Como legislador impulsó o acompañó más de 130 proyectos de leyde los cuales 29 llevan únicamente su nombre; el resto han sido presentados en conjunto con otros legisladores. Las normativas más conocidas son la ley para la libertad religiosa y de culto, la Ley de Relaciones Impropias y la Creación del Sistema de alerta y el procedimiento para la coordinación y reacción inmediata entre las instituciones públicas y privadas ante la desaparición de personas menores de edad.

Es un hombre conocido por la población, las giras como cantante, su participación al frente de los principales medios de comunicación y los discos grabados, le han dado una plataforma con alcance nacional de hecho, se estima que el 20 por ciento de la población costarricense profesa la religión evangélica.

Recommended for You