Header

 

López Obrador refuerza la frontera, Trump no olvida el muro

López Obrador reinforces the border, Trump does not forget the wall
  • EFE

Las declaraciones constantes de Donald Trump sobre la emergencia y seguridad nacional de Estados unidos con respecto al muro, no han quedado en el aire y en horas tempranas de este miércoles, el presidente de México, Manuel López Obrador, indicó que estos asuntos y debates entre republicanos y demócratas, son internos y pertenecen al país norteamericano, rechazando responder de forma directa cualquier comentario.

"No vamos a responder a planteamientos que se generan por la situación interna en Estados Unidos", dijo el mandatario en su conferencia de prensa matutina. Asimismo, recordó que para México la "problemática migratoria" se resuelve atendiendo "las causas".

"Ha quedado muy claro lo que hemos propuesto. Estamos persuadiendo y convenciendo al Gobierno de los Estados Unidos de que lo mejor es el desarrollo de los países de Centroamérica y México. Que haya actividad productividad y empleos", agregó.

Con la posible llegada de una nueva caravana de migrantes a la frontera este mismo mes de enero, Obrador aseguró que se están reforzando los detalles de seguridad del lugar, mientras que valora que la postura de Trump con respecto a que México pagará en su totalidad la hipotética construcción del muro, es “una opinión personal”.

"Lo que queremos es que los migrantes centroamericanos que llegan a nuestro país, que transitan por territorio nacional, tengan protección y se garanticen los derechos humanos. Y al mismo tiempo que se pueda saber quiénes son y de dónde vienen para darles más seguridad", apuntó.

El mandatario norteamericano aprovechó su mensaje televisivo de 8 minutos el pasado martes en la noche para indicar que la crisis en la frontera “crece cada día”, con posibles resultados alarmantes y hasta fatales según su análisis, lo que para el sector demócrata no es más que la fabricación de una crisis por parte del presidente.

Al tiempo que Trump sigue valorando la opción de declarar emergencia nacional, considera que "la mejor solución" es un acuerdo con el Congreso para financiar la seguridad fronteriza, indicó hoy la Casa Blanca.

"Es algo que estamos todavía contemplando. Desde luego es algo que sigue sobre la mesa", afirmó Sarah Sanders, portavoz de la Casa Blanca, a los periodistas sobre la declaración de emergencia nacional en la frontera.

La alocución presidencial de 8 minutos en horario de máxima audiencia, estuvo precedida por la incertidumbre sobre la posibilidad de que Trump declarara en él la emergencia nacional, mecanismo que le permitiría utilizar fondos militares en la construcción de la barrera fronteriza.

Sin embargo el mensaje del presidente se basó en "una crisis humanitaria y de seguridad creciente" en la frontera sur del país que, según él, exige la creación del muro, para lo que solicita le sean aprobados 5.700 millones de dólares.

Si bien la alocución fue corta, la respuesta de los demócratas tardó incluso menos, cuando se pronunció la presidenta de la Cámara Baja, la demócrata Nancy Pelosi indicando que "El presidente Trump debe dejar de mantener como rehén al pueblo estadounidense, dejar de fabricar una crisis y debe volver a abrir la Administración”.

La incapacidad para alcanzar un pacto entre demócratas y republicanos sobre el presupuesto federal ha forzado de la parálisis parcial de la Administración gubernamental, que cumple ya la jornada número 19.

Además de distintas agencias que han debido suspender algunas de sus funciones a raíz de la falta de recursos, alrededor de 420.000 empleados considerados esenciales han continuado trabajando sin devengar sueldo, mientras otros 380.000 permanecen en licencia, también sin remuneración, recordaron los medios locales.

Trump, que se reunirá este miércoles con la jefatura demócrata, se trasladará el próximo jueves a la frontera sur, donde se encontrará con las autoridades para conocer de primera mano la situación en la zona.

Source-EFE/Editor

Recommended for You