Header

 

Trump promete respaldo a Guaidó en una acción que dará libertad a Venezuela, Nicaragua y Cuba

Trump
  • EFE

El presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela y reconocido como presidente encargado por más de 50 países, Juan Guaidó, agradeció a EE.UU. su ayuda y apoyo para "conquistar la libertad" y afirmó que hay que aprovechar el momento actual para lograrlo definitivamente.

"Debemos aprovechar este momento. El momento es ahora. Venezuela será un país libre y amigo de la región", dijo Guaidó en una videoconferencia desde Caracas a los asistentes a un acto en Miami en el que intervino el presidente de EE.UU., Donald Trump. Guaidó fue presentado por el asesor presidencial John Bolton como el futuro presidente de una Venezuela libre.

Bolton dijo que hay más de 50 países que reconocen a Guaidó como presidente en lugar de a Nicolás Maduro y más del 80 % de los venezolanos también, además de subrayar que la movilización en Venezuela es "irreversible". En su breve alocución Guaidó agradeció a Estados Unidos su ayuda y señaló que Venezuela se debate "entre la democracia y la dictadura", entre la vida y la muerte".

El presidente de EE.UU., Donald Trump también tuvo palabras para esta situación desde su alocución en la Universidad Internacional de la Florida (FIU), advirtiendo a los militares en Venezuela de que perderán "todo lo que tienen" si no rompen con el presidente ilegítimo venezolano, Nicolás Maduro, además de argumentar que la caída de ese mandatario ayudaría "a promover la democracia en Nicaragua y Cuba".

Según la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, Trump asegurará que "el camino actual hacia la democracia sea irreversible", y que "los militares venezolanos tienen una decisión clara que tomar: trabajar por la democracia por su futuro y el de sus familias, o si no, perderán todo lo que tienen”.

El mandatario alertará de que EE.UU. "sabe dónde tienen escondido el dinero, en todo el mundo, los militares (venezolanos) y sus familias", por lo que estos "deberían escuchar al presidente (Juan) Guaidó y permitir que entre la ayuda humanitaria en Venezuela", agregó.

Trump reconoció hace casi un mes como presidente legítimo de Venezuela al líder opositor Juan Guaidó, y aprovechará su discurso para reafirmar ese apoyo, cinco días antes de la fecha programada por la oposición para el ingreso en el país caribeño de la ayuda humanitaria dispuesta por EE.UU. en la frontera con Colombia.

Además, Trump afirmará que "Venezuela no debería ser un Estado marioneta de Cuba", de acuerdo con Sanders.

"La transición pacífica exitosa a la democracia en Venezuela ayudará a promover la democracia en Nicaragua y Cuba. Hemos creado una vía para el primer hemisferio completamente democrático en la historia humana", explicó la portavoz al adelantar las ideas clave del discurso.

El asesor de seguridad nacional de Trump, John Bolton, describió el pasado noviembre como una "troika de la tiranía" al supuesto eje formado por los Gobiernos de Venezuela, Cuba y Nicaragua, y prometió que ese "triángulo de terror" se "desmoronará".

Ante el hecho, el presidente de la Organización de Venezolanos Perseguidos Políticos en el Exilio (Veppex), José Antonio Colina, pidió al presidente de EE.UU. que tome la "decisión correcta" en caso de que sea necesario "apoyo militar" en Venezuela. Esto lo llevó a cabo por medio de una carta pública.

En la carta, Colina elogia el liderazgo y determinación de Trump ante la crisis venezolana y subraya que la claridad con la que EE.UU. ha repudiado al "régimen ilegitimo" de Nicolás Maduro ha sido "clave" para concitar el apoyo de la comunidad internacional.

"En los próximos días, las decisiones que tome su Administración impactarán en el futuro de millones de venezolanos", subrayó el presidente de Veppex en su carta en inglés, que también recordó que la crisis humanitaria "creada por el régimen" está costando cientos de vidas y que por eso se necesita que "Estados Unidos continué por la senda que empezó".

"La ayuda humanitaria que está fijada que entre en Venezuela el 23 de febrero es necesaria", dice Colina, quien advierte sin embargo que "la crisis se va a profundizar" y la opresión de los opositores se va a mantener si Maduro sigue en el poder.

"Si los militares no cambian de bando se requerirá apoyo externo para equilibrar la situación. Estamos esperanzados de que cuando llegue el momento, se tomará la decisión correcta en razón del costo humano que esta crisis está teniendo", agregó. "Los venezolanos le agradecen, Sr. Presidente, lo que ha hecho para restablecer la democracia y la libertad en su vecino del sur", concluye Colina, quien fue uno de los invitados al acto en la Florida International University de Miami.

De la misma manera, varios congresistas del Partido Demócrata de Florida abogaron este lunes por un Estatus de Protección Temporal (TPS, por sus siglas en inglés) a los venezolanos que viven en EE.UU. y recordaron "el atroz historial de Trump en materia de inmigración y cómo afecta a los venezolanos que huyen de su país".

En una conferencia de prensa telefónica que tuvo lugar en la mañana del lunes, los congresistas Donna Shalala, Ted Deutch, Darren Soto y Debbie Mucarsel-Powell sostuvieron que la Administración actual ha negado visas de asilo a casi la mitad de los venezolanos que la han solicitado en los Estados Unidos.

Darren Soto, congresista demócrata por Orlando (Florida), dijo que un proyecto de ley bipartidista presentado tiene un "alcance para todos los venezolanos después de la elección ilegítima del presiente (Nicolás) Maduro".

Según Soto, "con nuestro proyecto de ley será automático (el proceso de solicitud de asilo) y se tendrá en cuenta si el venezolano que aplique está en EE.UU. después de la elección de Maduro, que fue una elección fraudulenta".

"Los venezolanos podrán tener un TPS y hacer el proceso mucho más fácil, porque ahora hay más de 70.000 personas aplicando y con nuestro proyecto de ley solo tienen que acreditar si usted está aquí después de la elección de Maduro", recalcó Soto.

De acuerdo con el congresista de Orlando, en estos momentos hay más de 70.000 peticiones de asilo de venezolanos sin respuesta. Soto cifró el éxodo de venezolanos por el mundo en 3 millones, y de ellos 147.000 viviendo en florida. "Lo más preocupante es que hay cientos de venezolanos que están recibiendo deportaciones de la Administración de Trump", aseguró el congresista.

Por su parte, la demócrata de origen ecuatoriano Debbie Mucarsel-Powell manifestó que "no tiene ningún sentido que la Administración diga que el régimen de Maduro es ilegítimo si al mismo tiempo está deportando a los venezolanos que están aquí, (de vuelta) a un país donde el 90 % de la población está viviendo en pobreza".

"Estoy pidiendo que republicanos y demócratas trabajemos juntos para otorgar asistencia humanitaria, darle el TPS a los venezolanos y comenzar a procesar todos los pedidos de asilo, que en este momento no lo estamos haciendo", matizó. "La crisis de Venezuela está afectando a todo el hemisferio", agregó Mucarsel-Powell, primera congresista suramericana que quiere dar voz a los hispanos en el Congreso.

En su opinión, "si es que verdaderamente (el Gobierno) está interesado en ayudar a los venezolanos, tenemos que comenzar por aquí, por el TPS y ponerle presión a Trump". La filial en Florida del Partido Demócrata criticó en una nota de prensa reciente el "doble discurso" que Trump mantiene sobre Venezuela y señaló que a la vez que critica a Nicolás Maduro, "ha negado casi la mitad de los solicitantes venezolanos que buscan asilo".

La rueda de prensa de los demócratas floridanos se dio pocas horas antes de que Trump ofreciera un discurso sobre Venezuela en la  FIU, en el Condado de Miami-Dade, con el fin de reafirmar su apoyo al líder opositor venezolano Juan Guaidó, reconocido por Washington y más de 40 países como el presidente interino.

El TPS fue establecido en 1990 y protege a inmigrantes que no pueden regresar a su país de forma segura debido a desastres naturales, conflictos armados, u otras condiciones extraordinarias.

Actualmente, el programa protege de la deportación a más de 436.000 inmigrantes, de los cuales aproximadamente el 90 % son de El Salvador (262.000), Honduras (86.000), Haití (58.000) y Nicaragua (5.000).

Source-EFE/Editor

 

Recommended for You