Header

 

Cierre de año polémico para Varela

Controversial closing year for Varela
  • EFE - Archivo

El gobierno del actual presidente de Panamá, Juan Carlos Varela, atraviesa un momento complicado de su gestión, ya que a pesar de la gran subida de ingresos producto del comercio alcanzado con China, además de los diversos planes anti terrorismo y anti corrupción en los que ha participado la nación, cada vez son más las críticas que tiene por parte de los votantes y unas elecciones muy cerca. Precisamente el comercio con China ha levantado una gran nube de polvo en torno al presidente Varela, que desde que se conoció el cierre de relaciones con Taiwán para migrar a un cliente más grande y poderoso, se ha visto envuelto en tres problemas principales:

Negocios familiares: recientemente se celebró una feria financiera en China, con participación de diversas empresas panameñas en busca de acelerar el comercio y producir mayores beneficios y mejores tratados, sin embargo, que una empresa familiar del mandatario se vea favorecida en el proceso, dejó en claro la política de favores que se maneja dentro del gabinete. Si bien esta empresa es de las más solventes y exportadoras de Panamá, el hecho de tener licor entre sus principales productos y precisamente, ser familiar, dejan mucho que pensar sobre el filtro de elección por parte del presidente.

Embajada China: tras las grandes relaciones y acuerdos firmados entre China y Panamá, la apertura de una embajada del país asiático en tierras canaleras era más que evidente, sin embargo, el lugar no se había determinado hasta que apareció la posibilidad del Canal de Panamá como sede. El hecho de que China sea el segundo socio de mayor importancia para el país, además del principal proveedor de la Zona Libre de Colón, hicieron que esta decisión sonara un tanto lógica, siempre que se determinara con exactitud el espacio que se les daría a estos próximos empleados diplomáticos dentro de Panamá. Al momento de revelarse este lugar, apareció el problema. Fuera de cualquier levantamiento cartográfico, la ubicación real no era un inconveniente por coordenadas, sino por visión y sentimiento nacional, ya que al colocar allí la bandera China, esta sería la primera que se vería por parte de cada barco que usase el Canal de Panamá, algo que dentro de lo moral y patrio, no se concebía posible. Mucho fue el debate hasta que finalmente y de manera temporal, se estableció que esta casa diplomática estará en la residencia provisional del embajador de China en Panamá. Sigue pendiente el tema.

Martinelli: es el más importante, pesado y por lo visto, extenso. Los constantes atropellos en contra del ex presidente de la nación dejan en evidencia que, culpable o no, es víctima de un abuso sistemático de sus derechos humanos por parte del ejecutivo. Amparado en el posible odio de Juan Carlos Varela, como aseguran ciertas fuentes cercanas a Martinelli, o simplemente por mala planificación desde lo legislativo, el hecho es que hace más de un año que Ricardo Martinelli sigue en prisión y ha tenido que vivir episodios graves de salud, prohibición de visitas, traslados repentinos a hospitales y de vuelta a la cárcel sin parte médico, suspensión de juicios y ahora, el cambio de órgano juez para su caso, por lo que esto podría comenzar desde cero y dar comidilla a un gobierno que podría terminar su ejercicio sin que se demuestre culpabilidad alguna en el caso de las escuchas. Recientemente, se le colocó una violación más a este expediente tras el supuesto negado por parte de los órganos de seguridad para que ingresen alimentos al ex presidente.

Pero en este caso, la prohibición es justamente para los familiares de Martinelli. Un poco curioso. Si bien estos tres casos son los más importantes, no hay que olvidar el suceso de Pandeportes, en el que se acusa a una gran cantidad de funcionarios gubernamentales implicados en supuesta corrupción, caso que se sigue investigando. Para poner la guinda al pastel, este lunes se presentó una protesta en contra de otra medida sin cumplir por parte de la administración de Varela: la construcción de un nuevo hospital infantil en la sede del Hospital del Niño Rodolfo Nieto Padrón. Empleados del recinto, hicieron viral la información al plantarse en la calle con varios reclamos, exigiendo al titular de la Secretaria de Salud, Rommel Cerna Leeder, que les pague sus quincenas y aguinaldo, además de indicar que en el instituto médico sólo funciona el área de urgencia.

Si bien no hay voces del todo mediáticas o pesadas dentro del tema, más allá de los propios operantes de las actividades dentro del lugar, no deja de ser tan importante como cualquier otro de los temas mencionados, ya que se trata de un asunto vital, de la propia vida de los infantes de la nación y del futuro de estos profesionales de la medicina que siguen cumpliendo funciones a nivel público. Con las elecciones cerca y Martinelli creciendo en popularidad para alcalde de panamá, la postulación de Rómulo y estos problemas activan un tic-tac inminente en el seno del Gobierno que no encuentra una noticia positiva, más allá del recibimiento del JMJ en enero de 2019.

Recommended for You