Header

 

Grupo GESE: Los últimos segundos de una larga agonía

  • |
  • Jue, 05/01/2017 - 13:57
Despite the extension of the license, the vigil still stands.
  • Despite the extension of the license, the vigil still stands.
  • Panama America

CIUDAD DE PANAMÁ.- Como hemos venido informando, este 6 de enero vencía la licencia que permite operar al Grupo Editorial El Siglo - La Estrella de Panamá (GESE), mientras Departamento del Tesoro de los Estados Unidos decide si su propietario - miembro del grupo Waked International, S.A. (WISA) – está vinculado o no con el narcotráfico. Aunque hasta ahora no se ha revelado ninguna prueba que confirme la supuesta participación en actividades ilícitas del empresario Abdul Waked; e incluso el mismo embajador de los Estados Unidos en Panamá señaló claramente que los periódicos no son objeto de investigación sobre lavado de dinero, la negativa de sacarlos de este registro negro de la Oficina de Control de Bienes Extranjeros (OFAC) ha sido la sentencia de muerte para ambos medios de comunicación social.

Unas horas antes del cierre previsto, La OFAC decidió extender la licencia que permite que “funcionamiento” por seis meses más, hasta el 13 de julio. Sin embargo, esta extensión no significa que los diarios puedan seguir con su funcionamiento normal ya que aún pesa sobre Waked Internacional la medida que le impide a comerciantes y empresas hacer negocios con aquellos que estén en la lista. Es decir, Todo aquel que quiera anunciar en sus páginas se expone a sanciones por parte de la OFAC. Además, hasta las suscripciones on line se ven afectadas ya que el grupo editorial no puede recibir pagos de tarjetas de créditos internacionales (Visa, Master Card o American Express). Así que su funcionamiento aún está en entredicho.

En esta hora menguada, el presidente de GESE, Eduardo Quirós, insiste en su postura, expresada claramente en una comunicación al Secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, de que se dé la única solución definitiva: sacar ambos medios de la Lista Clinton. Está descartada la venta de los periódicos, pues a estas alturas del partido esa alternativa luce ante los involucrados y la sociedad panameña en general como el objetivo final de esta compleja trama. Es decir, que estos impresos terminen en manos de un grupo económico o político con oscuros intereses, contrarios a la libertad de prensa.

Esa suspicaz idea tomó fuerza en las últimas horas, en la medida en que la administración de Juan Carlos Varela, incluso el mismo Presidente de la República, ha evitado profundizar en el tema. Diversos actores de la sociedad panameña han señalado que, con esa indiferencia, el Ejecutivo se ha hecho cómplice de la violación sistemática de la soberanía nacional y el Estado de Derecho.

 

No están solos

A partir de las 6 de la tarde, hora local, se realizará este jueves en los alrededores de las instalaciones GESE la Vigilia por la Dignidad Nacional – convocada por el Colegio Nacional de Periodistas (CONAPE) – que tiene como objetivo acompañar a todos los trabajadores del grupo en lo que se ha calificado como un “vía crucis”. Los organizadores han pedido a todos quienes asistiremos a la actividad que vayamos vestidos con un pantalón negro y camisa blanca; y que llevemos “velas para alumbrar el camino de la libertad de expresión y de la libertad de prensa”.

A pesar de la extensión de la licencia, la vigilia sigue en pie.

Otros han hecho circular a través de las redes sociales uno de los comunicados más conmovedores en torno al tema, el de la revista Bayano Digital, integrada por importantes catedráticos e investigadores locales. Destacamos a continuación algunos puntos de su posición:

A pocas horas de fraguarse un grave atentando contra la libertad de expresión, debido al cierre en ciernes de los diarios nacionales La Estrella de Panamá y El Siglo, el Comité Editorial del semanario Bayano digital expresa su firme solidaridad con el Grupo GESE, responsable de la edición de ambos diarios…

En forma injerencista, el embajador de Estados Unidos en Panamá, John Feely, ha realizado señalamientos muy serios a este grupo de empresas, por presunto “lavado de dinero”, y ha mantenido como un “disco rayado” la tesis de que, para salvar a los medios, los actuales dueños pueden acogerse a la venta de los diarios. (“El futuro de esas empresas dependen de su dueño”, palabras textuales del pro cónsul) …

En este caso, es vergonzosa la indiferencia del gobierno panameño. La Administración del presidente Juan Carlos Varela ha dado por sentada que “es cierta” la acusación lanzada contra este grupo empresarial, convirtiéndose en facilitador de la aplicación de una sanción sin juicio alguno, ni hecho punible comprobado.

Bayano digital siente en carne propia este escarnio a la prensa nacional, ya que tras la invasión militar a Panamá en diciembre de 1989, enfrentó el asalto de sus oficinas por parte de por las tropas estadounidense. Hoy, nuevamente, un gobierno arnulfista con el beneplácito de la Embajada de Estados Unidos asiste al cierre del medio más emblemático de la historia del pueblo panameño: La Estrella de Panamá. ¡Qué indignos!

Se trata de una flagrante violación al Derecho Internacional, al debido proceso y de una medida administrativa unilateral de extraterritorialidad, a través de la cual Estados Unidos viola una vez más la soberanía de Panamá y atenta contra los intereses legítimos de nuestro ordenamiento jurídico”.

 

Cadenas WhatsApp

Hasta los teléfonos celulares han estado más activos de lo normal en este día. La periodista Carmen Boyd Marciacq, quien trabajó por 28 años en GESE y es recordada como una de las fundadoras del diario El Siglo, publicó en La Estrella de Panamá una columna de opinión titulada “No es un adiós...

Sus palabras tuvieron un impacto tal, que a esta hora se han hecho viral incluso vía WhatsApp. Entre sus reflexiones destaca el impacto que el cierre de estos medios tiene para sus 250 trabajadores:

¡Era inminente!   Aun cuando en lo profundo de mi corazón guardaba la esperanza que a último momento algo cambiara no fue así, y se llegó el día. El terrible día en que a nuestra democracia se le acertó otro fulminante golpe al cerrar el diario La Estrella de Panamá y El Siglo.

Pero, no sé ¿qué esperaba! ¿Tal vez que un presidente se pusiera los pantalones y defendiera realmente el derecho de los panameños al trabajo?   Que un presidente con los pantalones bien puestos no permitiera que un gobierno extranjero decidiera los destinos de nuestra libertad de expresión.   O que un embajador llevara el cargo con dignidad y no se prestara para más de cuatro sinvergüenzuras…

Sólo espero que los que hoy ostentan el poder, se sientan felices de ver cómo cientos de familias quedan desamparadas porque no supieron exigir respeto para con los nacionales. Porque ustedes solo pensaron en cómo saciar sus intereses oscuros y malsanos, y se olvidaron de cientos de panameños.  Recuerden algo……  La justicia de Dios tarda, pero llega, y en algún momento de sus vidas, habrá de rendir cuentas ante el hombre y ante Dios porque ustedes sólo llegaron para servirse del pueblo.

El tiempo de Dios es perfecto, y el 2019 no está ya tan lejos…. Ustedes que pudieron hacer la diferencia, se prestaron primero con Félix B. Maduro y ahora con el Grupo GESE, para acabar con un empresario que dio trabajo y seguridad a cientos de panameños, tan solo porque de manera honesta no podían vencer a un hombre próspero y recurrieron a triquiñuelas para acorralarlo.  No sé qué puede más. Si mi desprecio o el asco que me producen”.

Como verán, esta historia está en pleno desarrollo y nosotros estaremos pendientes de todos los detalles que están por darse en las próximas horas. Durante la vigilia prevista para esta noche, se espera que los directivos del Grupo GESE informen cuáles serán los pasos a tomar luego de conocerse la extensión de la licencia.

Recommended for You