Header

 

Irán, primer afectado por lucha antiterrorista de la marina mercante panameña

  • |
  • Jue, 07/02/2019 - 15:33
Iran, first affected by the anti-terrorist fight of the Panamanian merchant marine
  • EFE-Archivo

María M. Mur

La marina mercante de Panamá, la más grande del mundo, se blinda contra el terrorismo y sus primeros clientes afectados son cerca de 60 naves de origen iraní a las que se les retirará la bandera panameña por ser sospechosas de colaborar en actos terroristas.

El Gobierno emitió el martes un decreto que ordena a la Autoridad Marítima de Panamá (AMP) expulsar del registro a los buques señalados por los servicios locales de inteligencia de estar relacionados con "grupos terroristas y extremistas violentos que se consideren socavan la estabilidad, la paz y la seguridad internacionales".

La orden afecta por el momento a 62 barcos iraníes, dedicados en su mayoría al transporte de combustible, y ha sido muy aplaudida por Estados Unidos, el gran valedor de Panamá en la región.

El texto también prohíbe a las empresas instaladas en Panamá, un país con relevancia logística mundial gracias al canal interoceánico, brindar servicios o hacer negocios con naves que han sido eliminadas del registro o que se encuentran en proceso de expulsión.

Fuentes de la Cancillería panameña explicaron a Acan-Efe que el decreto se enmarca dentro de los esfuerzos emprendidos en los últimos años por Panamá para luchar contra el blanqueo de capitales y el financiamiento al terrorismo.

El presidente de la Asociación Panameña de Derecho Marítimo (APADEMAR), Francisco Linares, indicó este jueves a Acan-Efe que se trata de un decreto "sin precedentes", con el que "se fortalece" la imagen que tiene la marina mercante panameña en el exterior.

"Panamá está mandando el mensaje de que es un país responsable y cumplidor de las reglas internacionales. Nuestra bandera presta un servicio mundial y, como tal, debemos velar por la seguridad global", apuntó el abogado.

La marina mercante de Panamá, la más grande del mundo, aglutinó el 18 % de la flota mundial en 2016 y registró un total de 8.094 embarcaciones y 226,6 millones de toneladas. A Panamá, le siguen Liberia e Islas Marshall, según datos de la AMP.

El registro, que nació en 1925 y lleva liderando el mercado desde los años 1990, reporta a las arcas públicas unos ingresos directos o indirectos de entre 125 y 150 millones de dólares al año.

Se trata de un registro abierto, lo que significa que no exige a los propietarios de los barcos tener nacionalidad ni residencia panameñas y tampoco impone ninguna restricción de edad a la nave ni de tonelaje.

Los buques iraníes a los que se les va a retirar la bandera panameña, alertó Linares, tendrán que buscar "inmediatamente" otro registro que les acepte para poder navegar y atracar en puertos: "Navegar sin bandera por aguas internacionales es un delito muy grave. Es como ser un pirata", agregó.

El decreto se publicó en Gaceta Oficial justo cuando la vicepresidenta y canciller panameña, Isabel de Saint Malo, se encontraba reunida en Washington con el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo.

"El secretario Pompeo aplaude el decreto presidencial emitido por el presidente (Juan Carlos) Varela. Es un importante paso en ayudar a prevenir los grupos terroristas y los Estados que patrocinan el terrorismo que amenaza la estabilidad y el comercio global", dijo tras la reunión el portavoz adjunto del Departamento de Estado, Robert Palladino.

La prensa local sostiene que fue el país norteamericano quien pidió expresamente a Panamá expulsar del registro a las naves iraníes y que, de no hacerlo, podría incluirlo en una lista negra del Tesoro estadounidense.

La orden, según los medios, busca cumplir con las medidas aplicadas el 5 de noviembre pasado por la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) contra 700 personas, entidades, aviones y buques de Irán, como parte de la nueva escalada agresiva de Estados Unidos contra la nación persa. 

Fuente-EFE

Recommended for You