Header

 

Lo que dejó la visita del Papa Francisco en Panamá

  • |
  • Lun, 28/01/2019 - 13:58
Url youtube

El Papa Francisco se convirtió en el primer Papa que pisó suelo panameño desde 1983. El pasado 23 de enero las calles de la Ciudad de Panamá se transformaron en una ruta rodeada de personas de diversas nacionalidades que acompañaron el paso del Sumo Pontífice desde el aeropuerto internacional de Tocumen hasta la sede de la Nunciatura Apostólica. A través de un recorrido en Papamóvil, Francisco dijo presente en la Jornada Mundial de la Juventud 2019 que tuvo como sede el Istmo.

La bienvenida oficial se realizó el día 24 de enero cuando el presidente de la República, Juan Carlos Varela, lo recibió en el palacio de Las Garzas. En horas de la tarde fueron los jóvenes quienes acudieron al Campo Santa María La Antigua para reunirse junto a Francisco para escuchar su discurso. El Papa llamó a construir puentes, no muros: “el padre de la mentira, el demonio, siempre prefiere un pueblo dividido y peleado. Es el maestro de la división y le tiene miedo a un pueblo que aprende a trabajar junto. Este es un criterio para distinguir a la gente: los constructores de puentes o los constructores de muros”.

El día 25 de enero Francisco presenció el Vía Crucis, realizado por diversos jóvenes del continente americano, quienes mostraron los males que vive el mundo. “El camino de Jesus hacia el calvario es un camino de sufrimiento y soledad que continúa en nuestros días. Él camina, padece en tantos rostros que sufren la indiferencia satisfecha y anestesiante de nuestra sociedad. Sociedad que consume y que se consume, que ignora y se ignora en el dolor de sus hermanos. También nosotros tus amigos señor, nos dejamos llevar por la apatía, la inmovilidad. No son pocas las veces que el conformismo nos ha ganado y paralizado. Ha sido difícil reconocerte en el hermano sufriente. Hemos desviado la mirada para no ver, nos hemos refugiado en el ruido para no oír, nos tapamos la boca para no gritar”, dijo el Sumo Pontífice.

La vigilia era el acto central del día previo a la partida. El 26 de enero Francisco congregó a los jóvenes en un nuevo escenario: el Campo San Juan Pablo II. Desde allí habló de la Virgen María como la influencer de Dios: “sin lugar a dudas la joven de Nazaret no salía en las redes sociales de la época. Ella no era una influencer pero sin quererlo ni buscarlo se convirtió en la mujer que más influenció en la historia. Le podemos llamar en confianza como hijos de María, la influencer de Dios. Con pocas palabras se animó a decir sí y a confiar en las promesas de Dios que son capaces de renovar y hacer nuevas todas las cosas y todos nosotros tenemos hoy algo que hacer nuevo adentro”.

El 27 de enero Francisco presidió la Misa de Envío del domingo, desde el Campo San Juan Pablo II. Desde ese lugar llamó a los jóvenes a “propiciar canales y espacios en los que involucrarse en soñar y trabajar el mañana, ya desde hoy. No aisladamente, juntos, creando un espacio en común. Un espacio que no se regala, ni lo ganamos en la lotería sino un espacio por el que también ustedes deben pelear. Ustedes jóvenes deben pelear por su espacio hoy, porque la vida es hoy. Nadie te puede prometer un día del mañana. Tu vida hoy es hoy”.

Tras finalizar la misa del domingo fue clausurada la Jornada Mundial de la Juventud de Panamá 2019 y fue anunciada como sede para el 2022, la ciudad de Lisboa, en Portugal.

Recommended for You