Header

 

Manifestación en provincia panameña de Colón transcurre sin incidentes

  • |
  • Jue, 19/04/2018 - 21:50
Huelga Panamá
  • EFE

La manifestación celebrada hoy en la ciudad caribeña de Colón transcurrió con normalidad a diferencia de la marcha del mes pasado, donde se registraron actos violentos y quema de neumáticos, informaron las autoridades panameñas.

El ministro panameño de Seguridad Pública, Alexis Bethancourt, indicó en rueda de prensa que el dispositivo policial se desplegó anoche y que la manifestación de este jueves fue en todo momento "pacífica".

"La mesa de diálogo, presidida por el ministro de la Presidencia Álvaro Alemán, está abierta y lo que necesitamos es que Colón siga como el día de hoy, normalizado", instó Bethancourt.

El Frente Amplio de Colón, una plataforma que aglutina a varias organizaciones sociales, convocó para este jueves una huelga y una marcha para protestar contra los problemas sociales y económicas que aquejan a la provincia de Colón, una de las más pobres del país, y contra un plan de renovación urbana que acomete el Gobierno en la ciudad homónima.

La huelga provincial, declarada ilegal por el Gobierno panameño, tuvo bajo seguimiento, tal y como pudo constatar Acan-Efe, a diferencia del paro del pasado 13 de marzo, cuando cerraron multitud de comercios, se generaron pérdidas millonarias y hubo 5 heridos y una treintena de detenidos.

"Quiero agradecer a todos los empresarios y a los colaboradores de la Zona Libre de Colón que han dicho no a la huelga y que efectivamente han llegado a sus labores. Así se hace patria. Uno se siente orgulloso de cada uno de los colonenses que no participó en una huelga innecesaria", aseguró el gerente general de la zona franca más grande del continente, Manuel Grimaldo.

Los colonenses protestaron contra la falta de infraestructuras que adolece a la provincia, en especial la falta de agua, y contra la violencia que anualmente se cobra decenas de víctimas.

La ciudad de Colón, ubicada a orillas del Mar Caribe y a 80 kilómetros al norte de la capital, es una de las más pobres y conflictivas del país, a pesar de que alberga la zona franca más grande del continente y de que tiene importantes puertos, además de la entrada Atlántica del canal interoceánico.

La plataforma denuncia también que el proyecto de renovación urbana de Colón, adjudicada en 2015 por 537 millones de dólares a la multinacional Odebrecht, esconde un proceso de gentrificación y que el plan oculto del Gobierno es echar a los colonenses pobres del casco viejo y "vender la ciudad a los ricos".

La obra incluye la restauración del hiperpoblado y destruido casco urbano -donde hay edificios que son Patrimonio de la Humanidad-, la edificación de 5.000 viviendas sociales y la reconstrucción del sistema pluvial y alcantarillado. ACAN-EFE

Recommended for You