Header

 

Martinelli es transportado a prisión sin saberse su condición de salud

Aproximadamente a las 10 de la mañana, Luis Eduardo Camacho afirmó vía twitter que había conversado con el equipo médico para coordinar la visita del sacerdote
  • Hospital Santo Tomás, Urgencias
  • EFE

Tras ser internado en el Hospital Santo Tomás de la capital de Panamá este lunes, el ex presidente imputado Ricardo Martinelli fue devuelto a su celda en la cárcel El Renacer, tras ser sacado por la puerta de atrás, según informó a Acan-Efe el portavoz del ex presidente y ex ministro de Comunicación de su Gobierno, Luis Eduardo Camacho.

La noticia llegó por sorpresa para Camacho ya que según él mismo cuenta, en la mañana de este martes estuvo reunido con el personal médico de la institución y no dieron avisos de darle el alta pronto al ex mandatario, además de estar pendiente una evaluación médica para determinar si era necesaria una cirugía.

Ante el chequeo por parte de los expertos, Luis Eduardo asume que se llevó a cabo ya que para darle de alta, “debe tener un dictamen médico”, sin embargo, desconoce si este proceso se efectuó de la manera adecuada. Entre lunes y martes, Camacho expresó que Martinelli se encontraba en "observación ante la preocupación de que tuviera un principio de derrame (cerebral) porque tenía dificultades para hablar. Y se está observando por el tema coronario".

 

 

En horas de la tarde del lunes, el ex presidente presentó una crisis de hipertensión que incluyó vómito, dolor en el pecho y brazo, además de dificultades para hablar, lo que hizo presumir el posible derrame cerebral que respondería a las dolencias y cuadros crónicos que ha venido presentando Martinelli.

Ya en la mañana de este martes, Camacho expresaba que no se tenía mayor información y era necesario esperar al grupo médico encargado del caso. Sin embargo, la situación parecía preocupante ante la petición de un sacerdote para que visitara al político en su habitación.

 

 

El portavoz de Martinelli aprovechó la comparecencia de los medios de comunicación para llamar a los militantes de su partido a cerrar filas en torno al ex mandatario, así como prestar todo su apoyo.

 

 

Aproximadamente a las 10 de la mañana, Luis Eduardo Camacho afirmó vía twitter que había conversado con el equipo médico para coordinar la visita del sacerdote, sin embargo, minutos más tarde fue informado de manera sorpresiva que Martinelli había sido dado de alta y llevado a El Renacer.

 

 

Con 66 años de edad, el antiguo jefe de gobierno ha padecido este tipo de situaciones en momentos anteriores, como el 11 de junio del presente año, cuando fue entregado a Panamá por Estados Unidos ingresó y estuvo hospitalizado tres días, tras ser entregado por Estados Unidos.

Martinelli se dice inocente y víctima de una persecución política de parte del actual gobernante, Juan Carlos Varela, quien fue su vicepresidente y niega esa denuncia afirmando que respeta la separación de los poderes.

En unos comicios internos en septiembre pasado, Martinelli fue escogido candidato a diputado por el opositor Cambio Democrático (CD), el partido que fundó y dirigió durante dos décadas hasta enero pasado, cuando en unas elecciones internas fue destronado de la presidencia de la organización por su ex canciller Rómulo Roux.

La condición de salud de Martinelli ha sido esgrimida por su equipo legal para solicitar en tres ocasiones el cambio de medida cautelar de prisión preventiva por otra menos severa. Los magistrados de la Corte Suprema han rechazado esos pedidos aduciendo que las dolencias que padece el ex presidente son controlables, con adecuada medicación, en el ambiente de la prisión de mínima seguridad en la que se encuentra.

El Órgano Judicial informó de que el próximo lunes 19 de noviembre continuará la audiencia en el caso contra Martinelli, a través de un mensaje en Twitter en que no se dan más precisiones. El pasado 29 de septiembre culminó la fase intermedia o de acusación en la causa de las supuestas escuchas ilegales y ahora el juez de Garantías del caso, Jerónimo Mejía, analiza los argumentos de la Fiscalía y la defensa para decidir si habrá o no juicio. 

Ante el caso, la esposa del ex mandatario, Marta de Martinelli, no ha emitido alguna opinión y en su perfil de twitter sólo se ha manifestado al difundir mensajes de otras personas por las redes sociales.

Recommended for You