Header

 

Panamá ha cumplido con los protocolos en caso de Martinelli, dice ministro

  • |
  • Mar, 12/06/2018 - 20:48
Alexis Bethancourt
  • Alexis Bethancourt, Ministro panameño de Seguridad - Photo EFE

El ministro de Seguridad de Panamá, Alexis Bethancourt, afirmó hoy que el dispositivo de resguardo en torno al expresidente Ricardo Martinelli extraditado el lunes por EE.UU., ha sido el adecuado para una persona de alto perfil requerida por las autoridades.

"Cumplimos con todas las normas que estipula la ley" local e internacional en materia de personas extraditadas, agregó Bethancourt a los periodistas este martes.

El Ministerio de Seguridad fue el encargado de recibir la custodia de Martinelli de manos de los agentes federales que lo trajeron el lunes a Panamá desde una cárcel de Miami (EE.UU.), donde estuvo preso un año en razón del pedido de extradición por un caso de espionaje político.

Agentes de la Policía Nacional recibieron a Martinelli, a quien "luego de una evaluación médica general a cargo de profesionales idóneos (...) le notificaron y dieron lectura a los artículos 22 y 25 de la Constitución Nacional", dijo el lunes un comunicado del Ministerio de Seguridad.

Martinelli debe enfrentar una causa por interceptaciones telefónicas ilegales durante su mandato que involucra 4 delitos que suman penas de hasta 21 años de prisión, de acuerdo a la acusación fiscal.

Fue llevado el mismo lunes a El Renacer, la prisión de mínima seguridad donde estuvo recluido el exdictador Manuel Antonio Noriega (1934-2017), en razón de la detención provisional como medida cautelar personal que dictó en diciembre de 2015 el pleno de la Corte Suprema.

Así lo explicó el lunes el magistrado juez de Garantías de la causa de las escuchas ilegales, Gerónimo Mejía, durante una "diligencia de comunicación de derechos".

Tras esa diligencia Martinelli, de 66 años, fue llevado al hospital público Santo Tomás para una revisión médica por una crisis de hipertensión y este martes permanecía en condición estable en la unidad de cuidados intensivos.

Para este martes fue convocada por Mejía una audiencia para escuchar el diagnóstico de los médicos sobre la salud del expresidente, que cerca de las 13:00 hora local (18:00 GMT) no había comenzado y llevaba un retraso de casi tres horas. 

Querellantes en el caso de las escuchas ilegales contra Ricardo Martinelli cuestionaron hoy la versión de las malas condiciones de salud que presenta el expresidente desde que llegó el lunes extradito por EE.UU. a Panamá.

El expresidente dijo sentirse mal anoche, mientras era informado por Mejía en una diligencia judicial de que tras su entrega a Panamá seguirá en detención provisional como medida cautelar personal debido a que existe peligro de fuga, como dictó en diciembre de 2015 el pleno de la Corte Suprema.

El abogado de varias supuestas víctimas que se constituyeron como querellantes en el caso, Ángel Álvarez, recordó este martes en conversación con Acan-Efe que Martinelli voló el lunes "en un avión, y no hubieron contraindicaciones" para ello.

"Una persona que sufre de una presión elevada, a niveles graves, ni siquiera se le permitiría abordar una aeronave. Y a él se le permitió", indicó el abogado de los querellantes.

El expresidente también estuvo un año preso en una cárcel federal de Estados Unidos a razón del pedido panameño de extradición, y "no hubieron contraindicaciones que dijeran que él no podía cumplir con la prisión".

En ese sentido, Mitchell Doens, una de las supuestas víctimas de las escuchas, cuestionó que la defensa argumente para pedir la hospitalización del expresidente panameño que este nunca recibió atención médica durante el tiempo de su reclusión en Estados Unidos.

"Nos dijeron que en Estados Unidos lo habían tratado muy mal, pero si ustedes buscan los anales se darán cuenta que siempre que hablaban de Estados Unidos decían (que Martinelli) estaba en muy condiciones, con muy buena salida, que tenía la moral alta", dijo Doens.

Además, el exministro del Trabajo y ex secretario general del Partido Revolucionario Democrático (PRD) criticó a la defensa de Martinelli por intentar presentarlo como un "perseguido político, que no es", y por "querer dar la impresión de que no se le están brindado todos los derechos, cuando hoy en día está en un hospital".

"Lo que buscan es tratar de quitarle la medida de detención que le dictó la Corte para que el hombre pueda realmente gozar de todas las libertades, como si en este país no hubiera pasado nada", añadió Doens.

El abogado Álvarez recalcó que un eventual cambio de la detención provisional como medida cautelar personal solo puede ser autorizado por el pleno de la Corte Suprema en caso de que sea solicitado, algo que la defensa del expresidente anunció que haría.

Martinelli le dijo el lunes al juez Mejía, luego de que este le comunicó que se mantenía detenido, que "sencillamente yo no estoy en buenas condiciones médicas" para permanecer en una cárcel debido a sus males cardíacos, glaucoma y hasta un probable cáncer de próstata.

Martinelli es procesado por la Corte Suprema dada su condición de diputado del Parlamento Centroamericano (Parlacen).

Fuente-EFE

Recommended for You