Header

 

Panamá no da tregua al delito y crea nueva estrategia para combatirlo

Ministerio de Seguridad Pública
  • Ministerio de Seguridad Pública

Con el objetivo de disminuir los índices delictivos, Panamá presentó la nueva estrategia gubernamental en materia de seguridad ciudadana con miras a lograr lo planificado.

Se trata de un proyecto ambicioso tanto en lo social como en lo económico que contó con la participación de entes nacionales e internacionales.

Desde el interior de la República, la estrategia fue abordada por el Ministerio de Seguridad y la Oficina de Seguridad Integral panameña, quienes contaron con la valiosa colaboración de la Unión Europea (UE) y el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

Lo que hace novedoso a dicho plan, que tendrá vigencia hasta el año 2030, es el aspecto inclusivo, participativo y de integración que se hace a las comunidades.

De acuerdo a los índices oficiales, las estadísticas de seguridad han mostrado una tendencia hacia la baja sin embargo, el cómo  el ciudadano lo asimila, no refleja esta situación. Así lo indicó la V Encuesta de Victimización y del Índice de Seguridad Ciudadana, correspondiente a 2017, publicada en marzo de este año. De acuerdo al estudio, 82% de la población percibe a Panamá como un país no seguro.

Ante esta dualidad, Hernán Morales, director ejecutivo de la Oficina de Seguridad Integral panameña, señaló durante la presentación del proyecto, que es justo este antagonismo el punto de partida del por qué hoy se busca sumar a la sociedad y a las empresas. Recordó que Panamá ha bajado la tasa de homicidios de 16 a 9 víctimas por cada 100.000 habitantes en los últimos cinco años, lo que "lo convierte en uno de los países más seguros de la región, la percepción no es así".

Para el diseño de la nueva estrategia de seguridad 2018-2030,  la UE donó de unos 32 millones de dólares ejecutables entre 2015 y 2019, mientras que se destinará alrededor de 1 millón de dólares para su implementación.

La responsabilidad de presentar el proyecto recayó sobre los hombres de  Alexis Bethancourt, Ministro de Seguridad; el encargado de Negocios de la Unión Europea (UE) en Panamá, Giovanni Di Girolamo; el representante residente adjunto del PNUD, Fernando Hiraldo, y el director ejecutivo de la Oficina de Seguridad Integral panameña, Hernán Morales.

"Es un examen (también) de todo lo que se ha hecho en el pasado, las buenas lecciones aprendidas, las que hay que modificar, de manera positiva (...) que recoge lo que la gente ve, que se puede sostener de un gobierno a otro (...) y quiere ser una política de Estado", detalló el embajador Di Girolamo.

El representante del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), explicó que se desarrollará "desde la prevención, a la atención y rehabilitación" tanto de la víctima como del delincuente.

"Se trata de no dejar a nadie atrás", particularmente a los grupos más vulnerables como los indígenas, mujeres y jóvenes, dijo el representante residente adjunto del PNUD, Fernando Hiraldo, quien también explicó que la estrategia está ligada al entorno centroamericano, en donde Panamá destaca por sus bajos índices de violencia pese a que la percepción es otra.

Por su parte, Alexis  Bethancourt, Ministro de Seguridad, resaltó que "en esta estrategia, además de esos parámetros fundamentales como la incidencia de homicidios, se ha incorporado muchos indicadores más, como la violencia contra la mujer".
Para que la estrategia de seguridad se convierta en normativa legal, debe ser discutida en el Consejo de Gabinete y posteriormente ser propuesta como ley para que su ejecución se convierta en una política de Estado.

Recommended for You