Header

 

Pleno de la CSJ se declara en sesión permanente

Martinelli defense has at least two options in wiretapping case
  • EFE

La defensa de Ricardo Martinelli en las acusaciones legales que tiene en Panamá, no se detiene en la búsqueda de pruebas y vías legales para demostrar que la Corte Suprema de Justicia no está en facultad de llevar a cabo el proceso, amparados en que el ex presidente está fuera de su cargo de diputado durante la acusación y detención.

La principal alternativa en manos del magistrado Oydén Ortega, es llevar el caso al Sistema Penal Acusatorio (SPA), con lo que se borraría todo lo que se ha hecho hasta el momento y este órgano comenzaría a tener la competencia del caso, así como el reconocimiento de las pruebas y cada uno de los detalles inmersos.

La segunda, pasa por reconocer todo lo que se ha hecho bajo la función del juez de garantías Jerónimo Mejía, por lo que la valoración de pruebas que se realizó recientemente estaría en vigencia y se podría proceder con el juicio oral que el propio Mejía convocó para el próximo 11 de diciembre.

Si se cumple el primer escenario, la defensa de Martinelli mantendría el amparo de garantías que interpuso anteriormente, por lo que se podría pedir la anulación de todo el caso tomando en cuenta que sería un “absurdo jurídico”, ya que la Corte no estaría en competencias pero avanzó hasta la fase intermedia, según señaló Adelita Coriat en La Estrella de Panamá.

Anteriormente el fiscal Harry Díaz solicitó la intervención de un tercer protagonista en el caso, lo que fue admitido por parte de la CSJ y que ahora, podría estar en riesgo en caso de quedar sin competencia. Todo al margen de la exposición hecha por el propio Jerónimo Díaz, que durante 40 minutos se dedicó a explicar cómo se mantiene la jurisdicción del órgano judicial a pesar de la renuncia al Parlacen de Martinelli.

Martinelli sigue detenido en El Renacer desde mediados de 2017, donde ha presentado muchas variaciones de salud y también ha denunciado abusos en su contra, indicando que todo el proceso es una revancha personal por parte de Varela y que no hay motivos para acusarlo y mucho menos, procesarlo.

En horas de la noche del jueves, La Corte Suprema de Justicia por medio de una reunión del Pleno, no llegó a una decisión sobre el caso de competencias en el caso de los "pinchazos", como ha sido calificado, por lo que se pospuso hasta el viernes a las 9 de la mañana, cuando se retome la discusión.

El debate sobre el amparo de Ricardo Martinelli, lo atendrán nueve magistrados: Oydén Ortega (Magistrado), Cecilio Cedalise (Magistrado), Ángela Russo (Magistrado), Secundino Mendieta (Magistrado suplente), Asunción Alonso (Magistrado suplente), Wilfredo Sáenz (Magistrado suplente), Efrén Tello (Magistrado suplente), Luis Mario Carrasco (Magistrado suplente), Abel Zamorano (Magistrado suplente).

Ante la decisión de la sesión permanente, Luis Eduardo Camacho hijo valoró la difusión de los medios de comunicación al señalar que existen dos opciones en la defensa de Martinelli, al tiempo que indicó que "existe una lucha de poderes que contraviene a la constitución y sus leyes", por lo que Tanto Jerónimo Mejía (Juez de Garantías) como Harry Díaz (Fiscal de la causa)  "no tienen competencia y deben permitir que Ricardo pase a manos de órganos competentes, ya esta discusión es estéril".

"En caso de reconocer que no tienen competencia, habrá una contradicción importante, ya que no se puede tomar en cuenta una decisión que para efectos legales no es competente, como en el caso de Luis jerónimo Mejía", finalizó el abogado de la defensa.

Recommended for You