Header

 

Promesas de gratuidad y subsidios copan primer debate presidencial en Panamá

  • |
  • Jue, 21/02/2019 - 09:43
debate
  • EFE

El primer debate presidencial de cara a los comicios generales del próximo 5 de mayo de Panamá dejó este miércoles la reiteración de promesas de gratuidad y subsidios para mejorar la educación, la salud y el sector agropecuario, así como de una reforma constitucional tildada de impostergable.

En esta "disputa ideológica para la proyección de propuestas e ideas", como definió esta iniciativa el Tribunal Electoral, participaron los abanderados presidenciales de los opositores Partido Revolucionario Democrático (PRD), Laurentino "Nito" Cortizo; del Cambio Democrático (CD), Rómulo Roux; y del Frente Amplio por la Democracia (FAC), Saúl Méndez.

También el candidato presidencial del gobernante Partido Panameñista, José Blandón; y los aspirantes independiente Ana Matilde Gómez; Ricardo Lombana y Marco Ameglio.

El debate se limitó a cuatro temáticas: la transformación de la educación; seguridad y soberanía alimentaria; salud y desarrollo humano; y un nuevo orden constitucional.

El principio de la no privatización de la salud y de la educación fue una oferta generalizada de los aspirantes a la primera magistratura, lo mismo que el control e incluso la eliminación de las importaciones de alimentos durante la época de cosecha.

Los que más recordaron los desmanes de la corrupción fueron los aspirantes independientes y el del FAD, quienes constantemente citaban que los grandes problemas que afronta el país han sido producto de las decisiones y malas políticas los partidos tradicionales.

En general el debate se desarrolló en un tono moderado, sin grandilocuencia de parte de los candidatos, solo con cierto acaloramiento en el punto de la situación del campo y las consecuencias de los tratados de libre comercio (TLC) y las importaciones.

Allí abundaron los señalamientos mutuos de las responsabilidades de la mala aplicación de los TLC, algo que los independientes aprovecharon para reprochar que esos acuerdos los firmaron los partidos tradicionales.

El candidato del PRD fue el centro de la mayoría de los pocos ataques directos entre los candidatos, que protagonizaron él junto con Blandón y Roux.

En el tema de la educación, los candidatos coincidieron en la necesidad de elevar el presupuesto del sector al 6 % del producto interno bruto, que se debe mejorar la preparación de los docentes y ayudar a los estudiantes de todos los niveles con becas o subsidios condicionados, es decir, que se mida su rendimiento.

Desde el control de las importaciones hasta eliminarlas, otorgar prestamos blandos, tecnificación y ampliación de la superficie de siembra, fueron una coincidencia entre los candidatos en el asunto de la seguridad alimentaria.

En la materia de salud el alto costo de los medicamentos y su escasez en el sistema público fue una crítica retirada de los candidatos, que hablaron de modificar los mecanismos de compra y de promover el uso y venta de genéricos en farmacias populares.

El independiente Ameglio habló de una "reforma, no privatización" de la Caja del Seguro Social (CSS), una institución que afronta un futuro incierto por la falta de fondos según diversos estudios.

En cuanto a las reformas constitucionales, los candidatos coincidieron en que es una necesidad impostergable, especialmente en materia de elección de los magistrados de la Corte Suprema y del funcionamiento del Parlamento, sin estar de acuerdo en cuanto al método para hacerlo.

Roux y Cortizo dijeron que dichas reformas deben ser llevadas adelante por el Parlamento, mientras que Blandón, los independientes Lombana y Gómez, y Méndez dijeron que deben acometerse con una constituyente.

El segundo debate presidencial organizado por el Tribunal Electoral será el 10 de abril en la Cámara de Comercio, Industria y agricultura de Panamá (CCIAP), en base a temas aún por definir.

Más de 2,7 millones de electores están convocados a las urnas el próximo 5 de mayo para elegir presidente y vicepresidente, diputados a la Asamblea Nacional y al Parlamento Centroamericano (Parlacen), alcaldes, representantes de corregimiento y concejales.

La campaña proselitista de cara los comicios comenzará oficialmente el 4 de marzo próximo, cuando se espera que proliferen los sondeos sobre intención de voto. 

Fuente-EFE

 

Recommended for You