Header

 

Conmebol suspende final de la Copa Libertadores entre River y Boca

Conmebol suspends final of Copa Libertadores between River and Boca
  • EFE

Todo duelo entre River Plate y Boca Juniors de Argentina es histórico por la rivalidad que existe entre ambos conjuntos, pero la final de la Copa Libertadores de América 2018 pasará a los anales del fútbol porque su partido de vuelta debió ser pospuesto en dos ocasiones.

Luego de un empate a dos goles en la ida, disputada en la Bombonera, ambos conjuntos debían jugar la vuelta el pasado sábado en el estadio Monumental, sede del River Plate.

Pero los aficionados se encargaron de echar al traste el espectáculo deportivo, al atacar al autobús donde viajaban los jugadores de Boca, causando heridas a varios de ellos. Eso, más enfrentamientos entre hinchas de varios equipos, obligaron a suspender el encuentro y anunciar que se disputaría el domingo.

Muchas fueron las voces que se levantaron en contra de la realización del partido el domingo, pero la FIFA y la Conmebol no parecían dispuestas a correr a otra fecha el cotejo que definirá al campeón de la Libertadores.

Sin embargo, apareció un elemento con el que nadie contaba: la Agencia Gubernamental de Control, ente que impuso una clausura al Monumental y una multa para River Plate por sobreventa de boletos y por haber cerrado todas las salidas de emergencia.

Eso, y el ambiente caldeado que existía en torno al encuentro, obligaron a la Conmebol a ceder y a anunciar la suspensión de la final para una fecha aún por determinar.

Nuevamente la violencia le gana al espectáculo en Argentina, que ya ha vivido situaciones similares en el pasado, aunque ninguna en una situación tan importante como ésta, en la que ambos se juegan el título de campeón del torneo más importante a nivel de clubes en el continente.

Recommended for You