Header

 

Francia levanta la Copa en Rusia

Francia celebra
  • EFE

Francia jugó al contragolpe contra Croacia, aguantó todos los embates de su rival y fue contundente al momento de atacar para terminar ganando con un marcador de 4-2 y coronarse campeón en el Mundial Rusia 2018.

El partido comenzó con una selección de Croacia echada hacia adelante, y una Francia que aguantaba y jugaba al contragolpe.

Los primeros minutos fue de un constante ataque croata al arco defendido por Hugo Lloris. En su mejor momento,  Croacia anotó el primer gol, pero en propia puerta. En una falta desde fuera del área en el minuto 18, Mario Mandzukic la peinó para despejar, pero la introdujo en su propio arco, sin opciones para el portero Danijel Subasic.

La tónica se mantuvo, con Francia atrás, esperando la oportunidad de un contraataque que le permitiera anotar el gol de la ventaja.

Sin embargo, la insistencia de los croatas fue la que generó rédito, con un tiro de esquina en el que los croatas cabecearon tres veces para que el balón le quedara a Iván Perisic, quien se quitó a un defensor para fusilar a Hugo Lloris con un disparo cruzado. Corría el minuto 28 del partido y todavía faltaba mucho por vivir.

10 minutos más tarde, el VAR hizo historia, al sentenciar una jugada por primera vez en una Copa del Mundo. Fue una mano de Iván Perisic dentro del área que no fue pitada por el árbitro Nelson Pitana y que terminaría convirtiendo Antoine Griezmann, para su quinto gol del Mundial y el 2-1 en la pizarra, con el que se irían al descanso.

La segunda parte fue de un lado y otro, con una Croacia que buscaba el empate y una Francia que seguía dejando jugar, pero aprovechando la velocidad de Mbappé para generar peligro en el arco croata.

Así llegó el tercer gol de Francia, en el minuto 59, con un pase largo a Killian Mbappé, quien la dio al centro a Antoine Griezmann y quedara un rebote fuera del área que aprovechó Paul Pogbá para agarrar a Subasic a contrapié.

Francia sentenció la victoria en el minuto 65, cuando Mbappé recibió el balón fuera del área y con un derechazo batió al portero croata para anotar el cuarto gol de su equipo y su cuarto personal en la cita mundialista.

Croacia logró descontar en el minuto 68 gracias a un error del portero Hugo Lloris, quien intentó sacarse al atacante Mario Mandzukic con un regate y le cedió al delantero la oportunidad de marcar el gol.

En el minuto 80 se produjo un hecho curioso, con la salida de Olivier Giroud, pues fue la primera vez que un centro delantero se coronó campeón del mundo sin anotar un solo gol. Esto a pesar de que Giroud fue titular en los siete encuentros de la selección francesa.

Francia hizo historia con los tres pitazos finales, al redondear un gran Mundial, en el que su defensa se llevó gran parte de la victoria. Suma su segundo mundial en tres finales, y lo hace con un equipo joven, que puede mantener en su mayor parte para la cita de Catar dentro de cuatro años.

Con la victoria también hizo historia su director técnico, Didier Deschamps, quien se convirtió en el tercero en conseguir una Copa del Mundo como jugador y como técnico, sumando su nombre a los del brasileño Mario Lobo Zagallo y el alemán Franz Beckenbauer. Deschamps ganó el mundial de 1998 como jugador y 20 años después repite, ahora desde el banquillo.

El líder goleador del torneo resultó el inglés Harry Kane, quien terminó con seis anotaciones; Kyllian Mbappé terminó como el mejor jugador joven; Luka Modric fue designado el Balón de Oro como mejor jugador de la Copa del Mundo; y el premio al mejor arquero fue para el belga Thibaut Courtois. La selección de España se llevó el trofeo Fair Play que otorga la FIFA.

Recommended for You