Header

 

Madrid y Tottenham ganan la ida en octavos de final de la Champions League

Champions
  • EFE

Real Madrid y Ajax se dieron cita en el Amsterdam Arena de Holanda para dar comienzo a los octavos de final de la Champions league, con victoria del conjunto español tal como se esperaba, aunque la imagen de ambos equipos no se dio en nada como las apuestas presumían previo al choque.

A pesar de la consolidación que ha tenido el equipo dirigido por Solari las últimas semanas y el empate ante el Barcelona en semifinales de Copa del Rey, la imagen que dejó en Holanda fue bastante gris ante un Ajax más que valiente y atrevido que  llevó la batuta del encuentro en casi todo su desarrollo, más allá de algunos despistes en el primer tiempo.

El factor decisivo: la calidad individual de los blancos. Ante las incansables internadas de Vinicius Junior el Real Madrid consiguió el primer gol, tras varios amagues del brasileño para terminar habilitando a Benzema que definió a la escuadra, inalcanzable para Onana y sello que certifica el buen momento que atraviesa Karim en la delantera del conjunto merengue.

Ziyech apareció al 74 para cerrar la pinza en un balón que perdió Lucas Vásquez en contacto físico, además de la tardía aparición de Sergio Ramos en el área. 1-1 el juego y el Ajax se volcó a campo madridista con todo lo que le quedaba en el tanque, lo que le pasó factura  y le dejó sin piernas en el tramo final.

De nuevo la calidad se impuso con un pase quirúrgico de Casemiro a la banda derecha para la aparición de Carvajal, que demostró estar en forma al mandar un centro medido al corazón del área y allí estaba Asensio, recién ingresado ante las molestias con las que terminó Benzema. Una victoria gris para el Madrid que lució incómodo ante un valiente Ajax y ahora tendrán la misión de sellar el pase a cuartos de final en su casa.

Tottenham recupera sensaciones

En la otra llave de los octavos de final se enfrentaron Borussia Dortumnd y Tottenham, con un equipo alemán que vive un dulce momento inspirado en Sancho, mientras que el club londinense no tiene el mejor presente con varias de sus estrellas lesionadas y malos resultados en la Premier, al punto de no tener total confianza en Pochettino.

Pero la Champions es otra competición y la falta de personalidad que viene presentando el Tottenham en las últimas ediciones de la copa de Europa, esta vez se manifestó y de qué forma, con un abultado y dilapidario 3-0 a favor, con un panorama muy complicado para el Dortmund en la vuelta.

Reus y Alcácer, piezas claves en el equipo alemán, no estaban entre los disponibles para Favre en la cita de Wembley, mientras que Pochettino debía defender la localía sin Kane ni Ali, bastiones de su esquema de juego hace varias temporadas.

Un primer tiempo de conocimiento y respeto dejó las cosas claras para el conjunto de casa, que arrancó los segundos 45 minutos con el coreano Son a tope y a los 47, marcó el 1-0 y despertó la grada y a su propio equipo.

Cuando más lo intentó el Dortmund y parecía encontrar espacios, el Tottenham aprovechó la claridad de Vertonghen para poner el 2-0 y sentenciar a su rival, además de dar ingreso a Llorente, que en pocos minutos se hizo sentir en el marcador y amplió a tres la ventaja. 3-0 y el viaje a Alemania parece accesible para un Totteham que recuperó buenas sensaciones en el marco de la Champions League.

CHAMPIONSEFE

CHAMPIONSEFE

CHAMPIONSEFE

CHAMPIONSEFE

CHAMPIONSEFE

CHAMPIONS

EFECHAMPIONSEFE

CHAMPIONS

 

Recommended for You