Header

 

Real Madrid y Barcelona empatan en la Copa del Rey

  • |
  • Vie, 08/02/2019 - 13:47
Barcelona Madrid
  • EFE

Real Madrid y Barcelona sellaron un nuevo capítulo de su eterno enfrentamiento el pasado miércoles, como inicio de las semifinales de la Copa del Rey de España. La cita fue en el Camp Nou y tras noventa minutos, sellaron un empate a un gol por bando que deja a los blancos con ventaja para la vuelta en su casa.

El Madrid llegó comprometido tras una temporada muy irregular en la que Lopetegui fue destituido, Isco no encuentra huevo en el once titular, están lejos de la cima en la liga, Solari no convence del todo, Marcelo está cada vez más lejos de su mejor estado de forma… Todo esto unido a la salida de Cristiano Ronaldo rumbo a la Juventus y el adiós de Zinedine Zidane tras tres Champions consecutivas.

El Barcelona abrió su estadio esperando a un Madrid tocado ante su poderosa imagen actual, con Messi en el banco tras algunas molestias en el abductor y con un bloque sólido incluso sin Coutinho al 100%. La visita les sorprendió con un Lucas Vásquez de nuevo titular, que apareció en el área cual “9” para embocar el pase de Benzema y adelantar a su equipo en el marcador.

Duro golpe para un Barcelona que quedó desajustado y se vio complicado ante las constantes subidas de Vinicius, solo contenido por Semedo en alguna que otra ocasión, pero evitó que el desangre fuese mayor y tapó la espalda de Busquets más de una vez.

Otro héroe inesperado apareció en la duela y marcó el empate ante Keylor y la zaga blanca: Malcom. Ese jugador que pocos minutos ha visto y que en toda la temporada solo había completado 5 dribles, ante el Madrid completó otros 5 en 75 minutos, aprovechando el bajo nivel que presenta Marcelo actualmente.

Ingresó Messi y en respuesta Solari mandó a Casemiro, para cubrir a un cansado Llorente que además, salió tocado y estará de baja al menos 3 semanas. El brasileño no encontró jamás su puesto en el campo y Messi hizo lo que sabe hacer, esta vez con mayor libertad ante el desajuste del mediocampo merengue.

1-1 y toca esperar la vuelta en el Bernabéu, que posiblemente reclame la presencia de Isco, por eso de retener el balón, mantener el empate que los beneficia y eliminar al Barcelona, todo el mismo día. Quizá aplaudan a Solari, que con todo el pragmatismo y tradición de un fútbol reservado ha dado equilibrio y forma a un equipo desorientado en el primer tramo de la temporada.

Source-EFE

Recommended for You