Header

 

Rusia a octavos de final del Mundial

Rusia 2018
  • EFE

Rusia mostró nuevamente su contundencia y se convirtió en el primer clasificado a los octavos de final del Mundial, al vencer tres goles por uno a su similar de Egipto en el segundo partido correspondiente al Grupo A.

Egipto generó expectativa porque contaba con el regreso de su estrella Mohamed Salah, quien no pudo estar presente en la derrota ante Uruguay por la lesión en el hombro que sufrió durante la final de la Liga de Campeones.

Y al menos durante el primer tiempo lograron maquillar el resultado, con un empate sin goles en un duelo en el que ninguno fue claro dominador.

Recién iniciada la segunda mitad, Ahmed Fathi introdujo en propia puerta un centro de Aleksandr Golovin que intentó despejar. Ahí cambió la tónica del encuentro, y los rusos decidieron ir por más, para conseguir el premio en el minuto 59 con gol de Denis Cheryshev, su tercero en el torneo, y que le permite alcanzar en el tope de la tabla de goleadores a Cristiano Ronaldo.

El tercero fue obra de Artem Dzyuba tres minutos más tarde, aprovechando la confusión de una selección egipcia que no lograba asimilar todavía el 2-0.

Ya sobre el minuto 73, Mohamed Salah fue víctima de un agarrón del defensa Roman Zobnin dentro del área que fue sentenciado por el asistente de video, para que el atacante del Liverpool concretara la pena máxima y redujera las distancias.

Con la victoria, Rusia suma seis puntos, con ocho goles a favor y uno en contra al frente del Grupo A, con un boleto matemático a la siguiente ronda.

1

 

Senegal sorprende a Polonia y asume liderato del Grupo H

Senegal se convirtió en la segunda sorpresa del Grupo H, luego de Japón, al ganarle con marcador de 2-1 a su similar de Polonia, que en opinión de los expertos debía ser el claro ganador del encuentro.

Los senegales apostaron a imponer su físico sobre la técnica de los polacos, y forzaron los errores de los europeos que terminaron dándole la victoria.

Error hubo en el primer gol, en el minuto 37, cuando un disparo de Idrissa Gueye fue desviado por el defensa Thiago Cionek para dejar desbalanceado a su portero. El error no fue del defensa por un desvío inesperado, sino de la formación por dejar solo a sus anchas a Gueye.

También en el segundo gol Polonia dio muchas libertades, en el minuto 60, cuando un mal pase de Grzegorz Krychowiak, quien retrocedió mal a su arquero Wojciech Szczesny, quien dudó y dejó el espacio para que Mbaye Niang prácticamente sentenciara el encuentro.

Sin embargo, hubo tiempo para más, y en el minuto 86 el propio Krychowiak puso el 2-1 que maquilló el resultado con un cabezazo en el centro del área. Sin embargo, el resultado compromete a Polonia, que ahora deberá jugar a muerte los próximos dos partidos, sobre todo el del próximo 24 ante Colombia, a sabiendas de que el perdedor quedará fuera del Mundial.

bc

 

Recommended for You